Escuchando a Leinbiz.

 

El cero en la numeración ha sido considerado erróneamente por muchos filósofos como la nada, pero eso es muy diferente al vacío. La ciencia actual niega la existencia del éter porque eso implicaría el reconocimiento de un cuerpo continuo y elástico, pero los atomistas difícilmente pueden explicar el movimiento argumentando diferentes densidades de la materia, pero si la partícula fundamental fuese sólida el universo se compactaría. 

 

El código binario, donde coexiste un vacío teórico y partículas elementales parece aproximarse a la configuración del cosmos, la computación basada en este lenguaje es capaz de reproducir cada vez con mayor fidelidad la realidad de un modo virtual. 

 

Leibniz fue uno de los matemáticos más ridiculizados de su tiempo, pero decir que se adelantó a su época sería un contrasentido, porque basó su estudio en las filosofías más antiguas, como la monadología pitagórica, el idealismo platónico y el I Ching, como visionario conciliador, encontró en las fuentes primordiales el flujo del tiempo como un devenir conexo y continuo.

Jorge Luna. PERLA NEGRA, Óleo sobre tela, 130 x 130 cm.
Jorge Luna. PERLA NEGRA, Óleo sobre tela, 130 x 130 cm.

La palabra Barroco, significa “Perla Irregular” una época donde el pensamiento traspasa la esfera de este plano para incursionar en los secretos universales, demostrando cómo la lógica del  pensamiento puede ser tan engañosa como los sentidos, dando una lectura muy parcial de nuestro entorno, a partir del descubrimiento de América, el mundo se revela de un modo distinto al concebido por las instituciones oficiales de la época, una experiencia sobre el conocimiento que se ha repetido y se repetirá en la evolución.

 

Jorge Luna

 

 

 

Jorge Luna. RAÍZ CÚBICA, óleo sobre tela, 120 x 120 cm.
Jorge Luna. RAÍZ CÚBICA, óleo sobre tela, 120 x 120 cm.

Escuchando a Platón.

(Parménides o de las ideas)

 

 

Con su edad superior a los 23 siglos, pocos libros han sido tan influyentes como los diálogos de Platón; origen de la dialéctica, sigue inspirando  textos y reflexiones; su lectura traspasa el plano sensible, aceptando a la mente confinada en sus límites, respeta como pocos el terreno de la incomprensión y lo asume como un conocimiento en sí. El Parménides quizá sea el mejor ejemplo, al tratar de la Unidad o el Todo, nos muestra con una congruencia irrefutable, cómo, este concepto, se escapa de la comprensión; el más joven de los testigos en esta escena fue Aristóteles y desde luego también estaba Sócrates en su juventud; el enigma de la totalidad queda sin resolver, sin embargo es una delicia en los límites con el absurdo.

Esta obra es un homenaje la obra extraviada en la Segunda Guerra Mundial de Caspar David Friedrich. El arte registra el pensamiento emocional de una época, en este caso, el romantisismo, tiempos muy intensos, cuando Napoléon derribaba imperios modificando el mapa europeo, Goethe escribía Fausto y los hermanos Grimm recorrían la Alemania actual, era el tiempo de las montañas encantadas, cuando el cuento, ascendió a la gran literatura. 

Esta es una segunda versión. 

 

Mientras pintaba me atreví a escuchar de Nitsche, su Zaratustra, toda una aventura, no es para pusilánimes explorar las cumbres del pensamiento para luego descender a los abismos del propio ser. Caspar perteneció a una generación anterior, sin embargo, me pregunto si Nitzche, conocía esta obra y estaba familiarizado con ella, porque indudablemente se trata de un paisaje psicológico. 

 

Recrear una obra maestra dos veces me ha hecho reconocer mi pequeñez y encontrar en mi incómoda existencia, un estímulo casi obsesivo.

 

 

Escuchando a Nietzsche. ¡Salud!

Ningún libro me había hecho saltar de mi asiento por la indignación y al siguiente capítulo por el regocijo, me refiero a “Así hablaba Zaratustra”. Este libro hechicero nos conduce a la mente retorcida de un genio impresionante, para su lectura recomiendo leer la biografía de su autor como precaución, a los lectores más agudos los llevará por alturas peligrosas y abismos demasiado profundos; redactado magistralmente en símbolos, se asegura la incomprensión de la mayoría, por eso pagó el amargo precio de ser malinterpretado y manipulado por su enemigo más acérrimo: el estado totalitario.  Esta lectura será para el creyente, una confirmación, para el dudoso un laberinto y para el ateo un argumento.

 

Quien se atreva a caminar por sus renglones, no se salvará de una violenta confrontación, pero se llevará el trofeo de conocer una de las obras maestras de la literatura, cuya belleza es superlativa. Nietzche, bien podría ser un personaje bíblico moderno, solo para demostrar cómo un hombre cae bajo el peso de su palabra y la pretensión de conocer más allá del bien y el mal solo conduce a la pérdida del juicio.

 

 

Jorge Luna

NÚMEROS MONÁRQUICOS.

 

El juego de baraja contiene cuatro linajes, el diamante, la espada, el trébol y el corazón, de 13 miembros cada uno, desde el as hasta el rey, bien podríamos vincularlos a los meses lunares, sus cuatro semanas y relacionarlos con las estaciones. 

 

Es posible hacer múltiples especulaciones sobre el origen y significado de los juegos, pero solo una cosa es cierta, solo sobreviven a través de los siglos, aquellos concebidos con relaciones armónicas simples, facilitando la rica abundancia de sus variados juegos.

 

 

Jorge Luna

Óleo sobre tela, 150 x 150 cm.

MANZANA DE LA CONCORDIA

 

Las últimas teorías afirman que los elementos universales constituyentes de toda la materia se forman en los soles, vistos por nosotros como estrellas en el firmamento. Considerarnos a nosotros mismos como "polvo de estrellas" hoy es un lugar común bastante cursi, sin embargo, no podemos negar en esta idea, el encanto infantil de morder una fruta y saborear a la vez una receta cósmica.

 

 

 

 

 

Jorge Luna

Óleo sobre tela, 100 x 100 cm.

CÚPULA SOLAR.

 

El cero es el origen intangible de donde nacen los nueve números. Esta bóveda demuestra de algún modo la estructura concéntrica de la numeración. 

 

Ciertamente hay muchas posibilidades geométricas para demostrar la progresión decimal, pero la radial es la más adecuada por su referencia a los ciclos, desde el espacio sideral hasta las partículas subatómicas, no es casual que tanto mayas como indos hayan concebido al cero, su idea parece proceder de la astronomía y la observación de la Estrella Polar como eje central de la bóveda celeste.

 

 

  

 

 

 

 

 

 

Jorge Luna

Óleo sobre tela 150 x 100 cm. 

 

PUERTAS

NÚMEROS ABSOLUTOS

 

Si entendemos imaginación como la conformación de imágenes, ya sea por percepción visual o pura mentalización, entonces el reflejo en un espejo plano es la magnitud negativa de la imaginación y al negarlo incurrimos en una doble negación por lo tanto en una afirmación. Estos juegos absurdos contienen la llave para cruzar la puerta hacia nuevas ideas, así jugando con refracciones y reflejos, cuestionamos si la realidad es tal y como se nos representa.

 

Jorge Luna

Óleo sobre tela. 120 x 120 cm. 

CONVERGENCIA BIPOLAR

 

Para consolidarse, toda entidad se opone a sí misma, de otro modo no podría definirse como tal, todo apoyo requiere una oposición y viceversa, este es el principio del movimiento, de acción y reacción, causa y efecto. La respuesta a nuestras contradicciones nos conduce al conocimiento de nosotros mismos y al conflicto existencial de decidir.

 

Jorge Luna

Óleo sobre tela. 120 x 120 cm. 

CONFIGURACIÓN ACUÁTICA

 

El agua en su estado líquido es algo muy difícil de encontrar fuera de la Tierra, las condiciones de temperatura son muy específicas para encontrarla como tal y gracias a ella compartimos la vida con millones y millones de especies.

 

El ser humano es aún más especializado y exigente, para sobrevivir la necesita en un alto grado de pureza y a pesar de eso somos quienes más la hemos contaminado, nos jactamos de ser los seres más inteligentes y conscientes, pero solo nosotros devastamos nuestro hábitat. El agua cristalina garantiza nuestra supervivencia, pero el agua negra no solo impide el paso de la luz, también nos negará el derecho a la existencia. 

 

Jorge Luna

Óleo sobre tela. 150 x 100 cm. 

FLEXOS

PSICOANÁLISIS

 

Proyectarse a la mente de otro y verse a sí mismo en un reflejo exterior, es la entrada a un peligroso juego de infinitos, donde la salida puede ser una realidad inesperada.

 

Jorge Luna

Óleo sobre tela. 80 x 120 cm.

 

 

 

CONSTELACIONES DE ARENA

 

La sabiduría del círculo comienza justo donde termina, pero no hay punto inicial ni final. Su centro es oculto, ni la luz que lo inunda lo puede ubicar. 

 

Jorge Luna

Óleo sobre tela. 100 x 150 cm.

 

 

SEMILLAS DE LUZ

 

La luz es la primera puerta de percepción, no tiene forma ni límites, sin embargo dibuja las formas y todos los límites.

 

Jorge Luna

Óleo sobre tela. 100 x 150 cm.

 

 

 

 

 

 

GATOS

LUNAS GEMELAS

 

Jorge Luna.  

Óleo sobre tela.
100 x 120 cm.

SOLES PARALELOS

 

 

Jorge Luna.

Óleo sobre tela.

100 x 120 cm.

 

 

 

 

MADEJA Y JADE

 

Jorge Luna.

Óleo sobre tela.

120 x 120 cm.

RUBIK

LA CIRCULACIÓN DEL CUBO

 

Desde el ajedrez y los antiguos juegos de mesa chinos pocos pasatiempos matemáticos han sido tan impactantes como el cubo de Rubik, no se han fabricado suficientes para tener a cada uno en una posicion distinta, si esto fuera posible, formados en línea su longitud tendría de más de 250 años luz (información obtenida del libro "Matemáticas" de Clifford A. Pickover).

 

Jorge Luna

Óleo sobre tela, 150 x 150 cm.

AGREGADOS

Medir el tiempo es el conocimiento del movimiento y su relación cíclica espacial. Pocas veces hemos sido tan conscientes de nuestro transcurso en la historia como en los últimos días de este año 2012. El propio habitat nos confronta. ¿Hemos mejorado nuestro mundo?

 

Desde el arte, muchas propuestas nos gritan con alarde grotesco  el impacto con que degradamos el entorno natural, pero yo creo que solo mostrando un orden racional y paz emocional es como podemos recuperar la armonía.

 

 

 

Jorge Luna

HORAS. Óleo/tela. 100 x 80 cm.

 

PIEDRA.

En la noche rota y rota la noche

plata y silicio descansan en silencio mineral.

 

Jorge Luna. 2006.

ACUÁTICO

Si yo te miro desde el espejo y tú al mirarme
me reconoces, entonces tú eres yo y yo soy tú.

 

Jorge Luna. 2007.

ÁNGEL DE LA GUARDA

La Luz es Paz y la Fiesta es Luz,

donde hay Paz y Fiesta la Luz me aguarda.

 

Jorge Luna. 2009.

AROS DESFASADOS.

La voz absoluta y total del silencio nunca
fue tan presente como ahora que no está.

 

Jorge Luna. 2009.

AROS EXPANSIVOS.

La informática acumula datos, concentra
y comprime en lenguaje de unidades y nadas,
la expansión es tu decisión.

 

Jorge Luna. 2011.

 

ILUMINACION LATENTE.

La Luz permanente, constante y presente
no miente a la mente que entiende.

 

Jorge Luna. 2012.

DEZPLAZAMIENTO Y PUNTO.

Entre punto y punto, una línea se traza,
se estira y se curva;
el punto te ubica, la línea te guía;
el punto es momento, la línea es historia.

 

Jorge Luna. 2011

 

LA HORA EXACTA.

Si un punto es momento, todo momento
es un punto de encuentro, preciso,
exacto y vital para esta existencia lineal.

 

Jorge Luna. 2010.

LAS SEMILLAS DEL SABER.

Toda forma, además de su verdad, contiene una ilusión,

dudar puede revelar que la ilusión es verdad

y la verdad es ilusión.

 

Jorge Luna. 2010.

EL PAYASO DE LOS CÍRCULOS CUADRANTES.

El cuadrado da risa, la esfera da más,
mas cuadrando la esfera, más de de uno
en la casa de la risa, no está de más.

 

Jorge Luna. 2011.

 

IDENTIDAD

JARDÍN ESFÉRICO.

 

Un reflejo se encuentra cuando no se busca, la esfera lo absorbe, todas las líneas se fugan al centro, el horizonte se comprime en un punto virtual, el jardín se hace inmenso en un mínimo universo que solo es ilusión. La pintura puede alterar la realidad al antojo del pintor y elimino mi reflejo, el espectador desaparece y mira en el cuadro su ausencia.

 

 

Jorge Luna. 2004

 

 

REFLEJO EN REMOLINO.

Dos esferas se ecuentran y en su reflelo espiral, dos túneles se forman, uno en cada espejo. Se abre un portal divergente infinito, el reflejo se alterna, de par en par en una sencilla fórmula como una ecuación simple, pero en el resultado interviene la perspectiva dibujando la ilusión de un infinito con un punto de fuga adicional al punto de fuga central que la esfera ya contiene de por sí.

 

 

 

 

Jorge Luna. 2004.

UNA GOTA DE INSPIRACIÓN.

Captar una gota inmóvil cayendo es una de las imágenes más buscadas por artistas desde mucho tiempo atrás. Las bombillas de luz han sido diseñadas con esta forma, y es la figura de cristal más cercana a una gota que he podido encontrar. esta imágen es falsa, jamás ha existido en la realidad, pero la pintura me permite realizar lo que no ha sido nunca, solo es un instante imaginario. 

  

 

 

 

 

 

 

Jorge Luna. 2004.

YIN YAN.

La simetría perfecta es estética por si misma, cada cuadro que pretende ser arte busca una composición de equivalencia y balance entre sus elementos, una circunferencia tiene la cualidad de equilibrar pues es equilibrio en si misma. Un espejo convexo difiere de uno cóncavo, pero mientras sea circular tendrá cualidades de equilibro.

 

 

Jorge Luna. 2004.